Simplifica tu negocio


Puzzle-Geralt + Simplex-Gdj | Pixabay
Puzzle-Geralt + Simplex-Gdj | Pixabay

Cuando afrontas por primera vez llevar adelante un negocio normalmente lo haces desde la ilusión y, en poco, te das cuenta de la enorme cantidad de elementos que tienes que controlar, con lo que podrás optar por dos soluciones: engrandecerte y tirar para adelante, o frustrarte.


También hay una tercera opción: echar la culpa de todo a cualquiera que te tire de las orejas, inhibirte esperando que los demás te solucionen la vida (o la empresa, que en estos casos es lo mismo) o irte corriendo a arroparte en los brazos de la mujer o el hombre (según gustos) que más cariño te dé, o a quien más te coma esa oreja.


Ninguna de las decisiones es la correcta, y por eso es importante apoyarte en “quien sabe”.

Sin embargo, el emprendimiento invita, una y otra vez, a meterse de cabeza en algo que no se sabe.


Si, se hacen cientos de cursos sobre emprender, pero se aprende haciendo, como subir en bici o educar a tus hijos, y aunque siempre está bien utilizar modelos, no hay nada como la práctica.

Puedes tener la mejor idea del planeta que si no la sabes gestionar es muy posible que se pierda y, de paso, hagas que pierdan la confianza en ti unas cuantas familias.


Por lo tanto, la responsabilidad es una premisa.


¿Cuánto me tengo que gastar en mesas? ¿Tengo que tener una bonita oficina? ¿He de hacer el marketing más chulo y con las herramientas más de vanguardia? ¿He de exponer en redes todo cuanto hago? ¿He de contratar a muchas personas talentosas para que me hagan el trabajo? ¿De dónde saco el dinero? ¿Si tengo un buen avalista el banco me lo pondrá todo y más? ¿Mi producto es el mejor? ¿Quién lo va a vender?


SIMPLIFICA TU NEGOCIO, de DONALD MILLER, anunciado como “más valioso que cualquier curso en una escuela de negocios”, te puede ayudar mucho, especialmente porque MILLER lo ha hecho con más de 3.000 empresas y es CEO de STORYBRAND, desde donde te enseña a vender tu producto, además de autor de libros que han estado en la lista de lo más vendidos según NEW YORK TIMES.


Básicamente te hace una propuesta de 60 días para aprender gestión, marketing, ventas, liderazgo y productividad personal.


¿Qué busca el libro?


Transformarte en un profesional de alto nivel.


Eso sí, lo que no hay en esencia, es muy difícil de aprender. A lo más podrás tener una base de conocimientos para que otras personas talentosas, lo logren.


De hecho, existe la creencia de que la titulitis (enfermedad que invita a acumular títulos) ayuda a que, por ejemplo, los inversores entren, o que tener dinero puede dar como resultado llevar adelante un negocio… y no.


Los títulos aseguran que has pasado por una Universidad o has hecho muchos cursos, pero nada más… y tener dinero simplemente explica que te lo puedes gastar, pero no que sabes gastarlo.


No tenemos formación práctica en la vida real, para nada: Nadie nos enseña a querer, a tener amigos, a ser respetuoso con los demás… a hacer un buen negocio.


La educación lo intenta, pero no lo garantiza, y desde luego no será con las habilidades duras.


Hemos de saber, claro está, de donde vienes, si tienes don de gentes, una ética, una capacidad de trabajo, pasión, entrega, actitud o voluntad... pero con un fin último: ser útil o tener un valor empresarial.


MILLER te enseña a ser útil o valioso, ¿y cómo?


La idea principal es que te tienes que presentar de la mejor manera, pero siempre con una idea fija: TIENES QUE DEVOLVER A LOS DEMÁS ESO QUE TE DAN, ya sea inversión, tiempo, esfuerzo, ganas, arte, amor, amistad, creatividad, su salud… o lo que sea.


Si no lo haces así, tu negocio, y tú mismo, seréis un auténtico fiasco.


¿Cómo hacerlo?


A través de tu carácter: por lo que destacas, por lo que eres singular. En eso que marcas la diferencia, en lo que te hace no ser común.


El siguiente paso es asumir que tu carácter tiene valor, y se puede medir, como si fuese algo tangible o con valor económico.


Por lo tanto, tu eres un producto económico, en un mercado libre y debes dar un rendimiento a los que han apostado por ti, al invertir en ti o en tu negocio, porque gracias a tu valor das más cosas, con mayor claridad, con mayor ganancia, en menos tiempo y con menos stress. Si no es así, entiende que el producto económico no eres tú y debe ser otra persona.


¿Qué temas se tratan en el libro?

  • El liderazgo simplificado.

  • La productividad simplificada.

  • La estrategia empresarial simplificada.

  • El mensaje simplificado.

  • El Marketing simplificado.

  • La comunicación simplificada.

  • Las ventas simplificadas.

  • La negociación simplificada.

  • La gestión simplificada.

  • La ejecución simplificada.

  • En definitiva, la simplificación como transversal esencial para poder llevar un negocio.

¿Y sobre que se aplica?

  1. Cómo funciona la empresa: Actividad-producción y flujo de caja positivo.

  2. Liderazgo y convicción.

  3. Tener principios rectores y una misión.

  4. Productividad, utilizando un sistema para hacer más en menos.

  5. Dar mensajes, comunicar con el equipo y con los clientes.

  6. Diseñar una campaña de marketing: De cliente a comprador.

  7. Vender, conociendo el producto, a tus clientes potenciales y poner todos los medios para llegar al buen fin, es decir, firmar acuerdos.

  8. Negociar correctamente. No es el instinto. Es una serie de procedimientos.

  9. Gestionar, creando un proceso de producción con medidores o indicadores de rendimiento que garantizan eficacia y rentabilidad.

  10. Dirigir: Dominar un marco que garantice que un gran equipo haga las cosas bien.

Cualquier empresa es un experimento, pero simplificando y apoyándote en quien sabe es más fácil acercarte al éxito.

0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo
Volcán

RECIBE TODAS LAS SEMANAS ALGO SINGULAR

Directo a tu email

Nuestra newsletter "La Singularidad Canaria"

es perfecta para ti