¿Qué es una factura de anticipo?


Cash Register-Conmongt | Pixabay
Cash Register-Conmongt | Pixabay

En determinadas circunstancias se puede dar el caso de que se nos anticipe una determinada cantidad por productos o servicios que se ofrecerán a futuro.


Generalmente obedece a una forma de asegurarnos que, ante un encargo, vamos a cobrar lo que nos corresponde, o sencillamente porque es más fácil para las dos partes dividir ese pago en diferentes plazos.


Por lo tanto, hemos de saber cómo se tiene que llevar a cabo la documentación que refleje el hecho en sí del anticipo, para cumplir con la legalidad vigente y que en nuestra contabilidad aparezca todo registrado de la forma conveniente.


¿Qué es una factura de anticipo?


Un documento que acredita el cobro parcial por un producto o servicio y que viene a ser una factura parcial en tanto no cubre el total, y de ahí su denominación.


¿Cuál es el protocolo a seguir?


Cuando se envía el presupuesto o la factura proforma, se han de indicar fechas y cantidades a cobrar en cada uno de esos plazos.


Cuando se recibe la primera cantidad se hace la factura de anticipo, que a efectos prácticos viene a ser una factura convencional, siguiendo las reglas de facturación, donde además se deberá incluir el IVA (o IGIC) correspondiente, y que será liquidado a la Administración en el trimestre que corresponda legalmente.


¿Qué datos deben aparecer?


Los que se prevén en el MODELO 303 (en las declaraciones de IVA) o en el MODELO 420 (en las declaraciones de IGIC):


  • Número y serie de la factura.

  • Fecha.

  • Datos de quien vende el servicio o bien.

  • Datos de quien compra el servicio o bien.

  • Descriptivo de la operación (Concepto).

  • Desglose entre la base, el IGIC o IVA, y cualquier otro impuesto (por ejemplo, IRPF en caso de que se tenga que aplicar).

  • Inclusión del término “Anticipo” en la factura.

También se puede incluir la forma de pago.

Cuando se recibe el segundo pago, por el restante, se debe de crear una nueva factura y hacer referencia a:

  • El servicio realizado y su cantidad total.

  • El importe recibido anteriormente denominándole “Anticipo según factura número X” y metiéndole entre esos “-”.

  • Aplicar impuestos por la diferencia que se cobra en este último momento, es decir la cantidad total menos el anticipo.

En el caso de tratarse de Canarias se ha de tener en cuenta, además, la INVERSIÓN DEL SUJETO PASIVO.

¿Qué sucede si el cliente suspende el pedido o servicio?

Tenemos asegurado el cobro parcial, y se reduce el riesgo de impago.

¿Qué sucede cuando el anticipo cubre un suplido?

Se considera una provisión de fondos para realizar gastos por cuenta y en nombre del cliente, que es lo que se conoce como suplido, y en este caso el importe no soporta ni IVA ni IRPF según la LEY.

¿Qué se ha de retener en caso de tratarse de una actividad profesional?

Por los pagos en suplidos, no hay obligación de retención.

Por los pagos para cubrir parcialmente los trabajos del profesional, se debe retener IRPF (ARTICULO 78.1. DEL REGLAMENTO DEL IRPF) y el IGIC o IVA correspondiente.

¿Cuál es la cantidad máxima a recibir por anticipos?

Desde julio de 2021, según la LEY 11/2021 DE 9 DE JULIO, el límite en efectivo es de 1.000 euros.

Esta prohibición no es efectiva si se trata de operaciones entre particulares, ni tampoco en el caso de que el ingreso en efectivo se haga directamente en la cuenta bancaria de quien ha de recibir el pago, identificando todos los datos de la factura.

Si se supera esa cantidad por el total o global de la operación, no se puede hacer un pago en efectivo y otro en transferencia bancaria, sino que se debe hacer todo a través del banco.

La sanción se considera grave y tanto quien paga, como quien lo recibe, responden solidariamente, con el 25% de la cuantía pagada en efectivo de forma indebida, aunque se puede reducir en un 50% siempre que se realice el pago antes de que se notifique la resolución definitiva y no se recurra.


Si una de las partes denuncia antes de 3 meses, sólo se aplica la sanción a la otra parte.


¿Se te puede sancionar en el caso de no generar factura?


Si tu cliente declara y tú no lo haces, Hacienda te sancionará ya que no ingresarás el IVA o IGIC en plazo, o por la incorrección en las operaciones.


¿Qué no es objeto de una factura de anticipo?


Importante, no hay que confundir los anticipos que debe ser facturados como tales, con ciertos instrumentos que nos permiten tener el importe de nuestras facturas por adelantado, ya sea a través de una entidad bancaría o cualquier otra institución crédito, a cambio de un interés:

  • Cuando se cobra, pero debemos responder del importe en caso de que nuestro cliente no pague (factura con recurso).

  • Cuando es la entidad financiera quien asume el riesgo (factura sin recurso).

En todo caso, son fórmulas de factoring que serán objeto de otro post en nuestra newsletter.

Recuerda siempre que es esencial estar al día con tus obligaciones fiscales, seguridad social y contabilidad, tanto para llevar un buen control de tus ingresos y gastos, como si buscas financiación de cualquier tipo e, incluso, si tienes que solicitar alguna ayuda o subvención pública, porque siempre te pedirán transparencia en estos términos.

0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo
Volcán

RECIBE TODAS LAS SEMANAS ALGO SINGULAR

Directo a tu email

Nuestra newsletter "La Singularidad Canaria"

es perfecta para ti