Modelo anglosajón de financiación audiovisual


https//www.starwars.comnewslego-star-wars-the-skywalker-saga-impressions
https//www.starwars.comnewslego-star-wars-the-skywalker-saga-impressions

¿Cómo es posible que peliculones como los de la saga de STAR WARS, invadidas por miles y miles de carísimos efectos especiales, estrellas del cine, largos meses de producción y costes multimillonarios, se puedan financiar en USA y cueste tanto levantar dinero para una producción muchísimo más barata en Europa?

¿Sería posible financiar la próxima película de PIXAR en un lugar como Canarias, o es una fantasía?

La respuesta está tanto en la manera en que los productores e inversores se plantean la financiación de la película y su recuperación.

Vayamos por partes:

¿Cuáles son las necesidades de dinero en una película?

La inyección directa de capital en una película puede realizarse en diferentes etapas del proceso de producción:

Etapa de desarrollo:

  • Financiando los gastos de investigación, escritura del guion, compra de derechos de una obra existente, casting de actores o voces principales, desarrollo de concepto visual, búsqueda del director o figuras clave de la producción, como pueden ser el director de foto, músico o director de arte.

  • En el caso de producción animada, también para el desarrollo del concepto.

  • Incluye la búsqueda de financiación o coproducción, distribución, preventas a televisiones o plataformas de streaming.

  • También gastos generales de gestión, jurídicos y de redacción de contratos, asistencia a mercados internacionales, marketing y publicidad previa a la producción.

  • El total se evalúa entre un 10 al 15% del presupuesto total.

  • Este porcentaje puede ser mayor en el caso de querer garantizarse la presencia de una estrella – lo cual incide directamente en el éxito de las preventas – (o voces conocidas asociadas a estrellas, en el caso de animación), al suscribirse un contrato de “Play or Pay” que implica el desembolso de un adelanto.

  • Estos contratos (por una cantidad más reducida de lo que habitualmente cobran) permiten la utilización del nombre de la estrella para conseguir financiación, que siempre cobrará se haga o no se haga la película (de ahí lo de “actuar o pagar”).

  • Dicha fórmula también se extiende a la presencia en la dirección de un nombre de prestigio.

Pre-producción:

  • Fase en la que se realiza la preparación del rodaje, o su equivalente, en el caso de animación, y es dónde se incurre en la mayor parte de los gastos: compra del negativo o elementos digitales, salarios de personal y actores, gastos de alquiler de equipos, laboratorios, viajes, hostelería, manutención y seguros sociales, además de los gastos generales de oficinas.

  • Hay que añadir los gastos financieros, comisiones bancarias y gastos jurídicos de contratación.

Producción:

  • Fase de mayor gasto, representando entre el 50 y el 60% del presupuesto. En España se concentra en unas 8 semanas mientras en USA pueden ser de 4 a 6 meses, en producciones convencionales.

  • Cuando se trata de grandes producciones o películas de animación suelen ser periodos más largos de entre 9 meses a 2 años.

Post-producción:

  • Se presentan los gastos de montaje, música, mezclas y los procesos finales de laboratorio que llevan unos 3 meses de media y representan entre el 20% y el 30 % del presupuesto.

Lanzamiento:

  • Gastos de promoción, publicidad y copias.

  • Solían adelantarlos los distribuidores y eran recuperados sobre los ingresos de explotación, aunque es una práctica cada vez menos habitual.

  • El montante de estos gastos es variable dependiendo de la envergadura de la película y de las proporciones del estreno deseado, número de copias y salas en simultáneo, talla de la campaña publicitaria y del plan de medios propuesto, así como si va a salas primeramente o se estrena en digital.

  • En España el gasto puede ser equivalente al 25%, o más, del presupuesto de una película y en USA puede ser igual o mayor que el presupuesto de fabricación.

¿A dónde se acude para conseguir la inversión?

El modelo anglosajón está regido, esencialmente, por el capital privado (entidades bancarias o financieras, inversores individuales o fondos) donde todo el dinero se garantiza mediante:

  • Ingresos futuros, ya vengan de salas de cine, televisión, plataformas de streaming, derechos de merchandising, dvds u otros productos, unidos a contratos de preventas mundiales antes de que la producción se realice.

  • Reservas de territorios o países según el origen de los fondos, es decir, se aseguran los ingresos de tal país a determinados inversores, en parte o todo, como retorno preferente.

  • Poniendo como prenda o garantía, otros activos de los productores, por ejemplo catálogos con otras películas o series, participaciones societarias…

  • Porcentajes del negativo en propiedad.

  • Seguros de buen fin o completion bond, donde se asegura tanto el dinero como el acabado final de la película.

¿Cuáles son los tipos más comunes de inversión?

Equity:

  • El inversor invierte directamente o través de las distintas opciones comentadas anteriormente, bien a través de una herramienta financiero-fiscal (por ejemplo, un fondo) o directamente en la productora.

  • Dependiendo del riesgo o seguridad que el inversor quiere dar a su inversión tendrá un mayor o menor beneficio. Por lo tanto, se puede entender como un prestamista que espera recibir su dinero de vuelta con un beneficio pactado, o un inversor convencional participando de la propiedad de la película, con derecho a recibir un porcentaje del beneficio total, además de recuperar las cantidades que ha facilitado a la producción.

  • En otros casos, el inversor no invierte en la propia película sino en determinados instrumentos financieros que son los propietarios del film.

  • Estos instrumentos garantizan. con la propiedad de la película, la inversión y el pacto entre inversor, fondo y productora, dependiendo del montante de inversión.

  • Todo este proceso se entiende como un producto financiero más., y se trata de igual forma en el mercado.

Gap financing:

  • Una vez que se han acumulado todas las posibles opciones de captación de inversión puede darse el caso de que falta un último tramo de financiación, es decir, un diferencial (gap) entre la financiación obtenida y el presupuesto total.

  • Los inversores que aparecen al final son los primeros en recuperar, y a un mayor porcentaje, ya que sin ellos sería imposible que se llevase a cabo la filmación.

¿Cómo se recupera la inversión?

El neto obtenido tras la explotación de la película debe repartirse entre los diferentes participantes en su financiación.

No se incluye ni las televisiones o plataformas de streaming que hayan comprado la película para programarla, a menos de que sean coproductores o productores reales, puesto en ese caso se trata de un ingreso por la explotación del producto, y no tienen derecho a mayor retorno.

Tampoco se considere el dinero proveniente de fondos públicos, puesto que se habrá tenido en cuenta como "Easy Money", o dinero fácil no reembolsable, y por lo tanto un recurso financiero que ha facilitado la producción y unas menores necesidades de inversión.

El neto se calcula teniendo en cuenta:

  • Los gastos para el desarrollo, fabricación y lanzamiento.

  • Las comisiones de explotación a agentes de ventas, exhibidores, distribuidores, fondos u otros intermediarios financieros.

  • Préstamos que deban liquidarse.

  • Aplazamiento de pagos (deferral o deferment) que tengan que saldarse.

El beneficio neto se distribuye entre:

  • Productores.

  • Coproductores.

  • Inversores.

  • Actores, en caso de que hayan ido a porcentajes (total o parcialmente).

  • Director u otros miembros del equipo que, igualmente, vayan a porcentaje.

¿Qué son los ingresos en cascada (waterfall)?

En la ecuación también hay que tener presente que los ingresos no se producen a un mismo tiempo, sino sucesivamente, ya que hay diferentes ventanas de explotación que se suceden en el tiempo (por ejemplo, momento en que se estrena en salas o se explota en una plataforma, o se comercializa el merchandising).

Igualmente, en algunas modalidades de contratos, los distribuidores extranjeros pueden liquidar a su vez beneficios o porcentajes sobre cada ventana de explotación (a modo de royalties) en tiempos que no tienen que ser simultáneos con la fecha de estreno en un país, e incluso, la plataforma de streaming puede emitir en fechas muy diversas.

Es por ello que los inversores definen y negocian de antemano posiciones preferentes en la recuperación de su inversión según esos ingresos en cascada, también conocidos como “Waterfall” de cada producción.

Por ejemplo: Un banco internacional o un fondo puede efectuar un préstamo a la producción, aparecer como garante o aval de pagos aplazados, o puede haber cubierto parte del equity o, simplemente, ha posibilitado el gap financing, y suelen ser dichas entidades las que primero recuperan su inversión, a la que se le suma un interés.

Por el tipo de acuerdos, un inversor puede ser el 1º en recuperar a partir de cada euro o dólar ingresado, y en orden subsiguiente recuperan otros inversores, aunque se tiende a recuperar a partes iguales con otros inversores o coproductores (lo que se define como repartición "Pari Passu").

Dado que en ocasiones el reparto es negociado entre diversos partners, se suelen garantizar los llamados pasillos de recuperación (corridor) que establecen un destinatario especial para un ingreso determinado.

Por supuesto, no se puede hablar de un break even o beneficio neto hasta que los inversores hayan recuperado su inversión más el correspondiente fee.

Un ejemplo práctico:

En el cuadro siguiente vemos por ejemplo que el presupuesto de 10M está constituido por 1M de “Soft Money” (un subsidio o un crédito fiscal), 3M de preventas, 3M de inversión en equity, 1M de pagos aplazados y 2M de Bank Gap.



En este otro cuadro vemos la llamada "Recoupment Waterfall" del mismo proyecto en el que el break even llega con el 71% del presupuesto.


Esto ha dependido del número de preventas realizadas, de la cantidad de "Soft Money" involucrado, del montante total de intereses y premiums (fees) reclamados por los financiadores, y de las comisiones o gastos de los agentes de ventas.


Vemos también cómo se ha dispuesto un pasillo de recuperación preferencial para los actores principales en paralelo a la recuperación del Banco.


A partir de ese momento la película entra en beneficio real.


¿Cómo se reparte el beneficio real?


Los beneficios netos reales, coloquialmente denominados "Back End", son a su vez repartidos porcentualmente entre los productores, los actores y los inversores en equity según negociación.

Usualmente el "Back End" suele dividirse al 50% entre los que hacen la película, es decir, los productores y actores o equipo que va a porcentajes, por un lado, e inversores (quien pone el dinero) por otro.


Ciertos actores reducen su caché inicial a cambio de asegurarse un porcentaje mayor en el "Back End". Sin embargo, la valoración presupuestaria de su caché no toma en cuenta esta minoración, lo cual es útil a la hora de fijar el precio de venta de la película, ya que se utilizan habitualmente baremos establecidos en función del presupuesto total declarado de la película.


El porcentaje atribuido a los productores, suponiendo que sea el 50%, se divide entre los coproductores (caso de coproducción entre dos o más países, dos o más productoras y en los casos en que las televisiones o plataformas de streaming también sean coproductores).


Los financieros o inversores pueden ver aumentado o minorado su porcentual si el Premium fee que han negociado es mayor o menor, o según la posición que tengan en el "Waterfall" de recuperación.



La inversión busca igualmente zonas territoriales donde su dinero valga más, como puede ser el caso de las Islas Canarias, de forma y manera que puede utilizar, por ejemplo, las ventajas fiscales y las posibilidades de financiación a través de impuestos como un recurso más dentro de su plan de negocio, de manera que la pregunta de ¿sé podría producir el próximo PIXAR en Canarias? La respuesta es: Sí. Las fuentes existen y las facilidades también. Habrá que llegar a un acuerdo.


Desde SENSEI ofrecemos asesoramiento para la producción audiovisual. Cual duda puedes dirigirte a: hola@senseigroup.net

0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo
Volcán

RECIBE TODAS LAS SEMANAS ALGO SINGULAR

Directo a tu email

Nuestra newsletter "La Singularidad Canaria"

es perfecta para ti