La fórmula de Oro de la RIC


Notebook- Jahir Andrés Rodríguez Rodríguez | Pixabay
Notebook- Jahir Andrés Rodríguez Rodríguez | Pixabay

ISAAC NEWTON, del que nadie duda ser un científico reputado tras sentar las bases de la gravitación universal al caerle una manzana en la cabeza en 1666, también desarrollo una fórmula para convertir metales en oro y la eterna juventud, o lo que es lo mismo, la legendaria piedra filosofal.


La misma sorpresa que produce saber que investigó sobre el elixir de la vida, es la que produce cuando se habla de la combinación de tres letras que también nos permite acceder al oro de nuestros días: la inversión y la financiación para desarrollar nuestras ideas y negocios, a través del dinero que debería llegar a Hacienda y que no es preciso que llegue a sus arcas, quedándose en las nuestras.


¿Suena a un galimatías misterioso o algo que no puede ser?


Podría ser, pero esa fórmula de oro existe, se llama RIC, tiene completa seguridad jurídica, y es una de las ecuaciones más atractivas de LA SINGULARIDAD CANARIA.


Vayamos por partes:


LA SINGULARIDAD CANARIA viene determinada por el Régimen Económico Fiscal canario (REF), reconocido y garantizado, tanto en la CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA y en el ESTATUTO DE AUTONOMÍA, en el ámbito estatal interno, como en el TRATADO DE FUNCIONAMIENTO DE LA UNIÓN EUROPEA (TFUE) en el ámbito europeo.


El REF es una ley viva que se adapta a la realidad de las Islas, y se está modificando de forma continua. La última modificación esencial es la Ley 8/2018, de 5 de noviembre, y contiene el conjunto de medidas destinadas a compensar de forma directa la lejanía y la ultra periferia de las Islas Canarias.


Posteriormente se han hecho modificaciones puntuales, como han sido las medidas financieras de apoyo social y económico para combatir los efectos de la pandemia.


La RIC (Reserva para Inversiones En Canarias) es uno de los recursos fiscales de LA SINGULARIDAD CANARIA, y permite una reducción de la base imponible del Impuesto de Sociedades de hasta el 90%, con el consiguiente ahorro fiscal en nuestro pago a la Hacienda Canaria, y siempre que se utilice como reinversión en la empresa, es decir, se constituye como una fuente de financiación propia.


Además. permite materializar nuestro ahorro no sólo en nuestra empresa, sino en otras, de manera que se convierte en una extraordinaria bolsa de inversión a la que pueda acceder cualquiera en Canarias para financiar sus proyectos.


La RIC también se ha visto afectada por algunas modificaciones (ampliación del plazo de materialización de los fondos de la RIC por la paralización de la actividad económica en todo el Archipiélago, que ha pasado de 3 a 4 años) y por ello es importante hacer consultas a especialistas en el tema para utilizarla con todas sus facilidades.


¿Cuáles son los ingredientes a considerar para elaborar la fórmula de cálculo de la RIC?

  • RIC = Límite de dotación a la Reserva para Inversiones en Canarias.

  • RC = Resultado Contable.

  • RCAIS = Resultado Contable antes de contabilizar el Impuesto de Sociedades.

  • IS = Gasto contable a computar por el Impuesto de Sociedades.

  • RL = Aquella parte del resultado contable que se haya destinado a nutrir la Reserva Legal o tenga que destinarse por imperativo legal.

  • RCNR = Aquella parte del Resultado Contable que no se haya destinado a Nutrir Reservas o no pueda destinarse por imperativo legal, como es el caso de la parte de la renta positiva obtenida por el contribuyente que se haya acogido a la deducción del Art. 42, LIS. Además, deben restarse los dividendos repartidos y la parte del beneficio destinado a compensar pérdidas.

  • T = Tipo impositivo del Impuesto de Sociedades.

  • DP = Diferencias permanentes.

  • BIN = Bases imponibles negativas.

  • B = Bonificaciones aplicadas en cuota del Impuesto de Sociedades.

  • D = Deducciones aplicadas en cuota del Impuesto de Sociedades.

¿Cuál es la manera de determinar la fórmula de cálculo de la RIC?

Partimos de una primera fórmula que dice que la RIC es el resultado de multiplicar por un máximo del 0,9 el Resultado Contable, al que se le ha deducido tanto el Resultado Contable que no se ha utilizado para nutrir reservas como la Reserva Legal, o lo que es lo mismo:

RIC = 0,9 * (RC - RCNR - RL)

En esta fórmula se sustituye el Resultado Contable como el Resultado Contable antes de contabilizar el Impuesto de Sociedades menos el Impuesto de Sociedades, o lo que es lo mismo:

RC = RCAISIS

Si sustituimos RC en la fórmula primera queda de la siguiente manera:

RIC = 0,9 * (RCAIS - IS - RCNR - RL)

Igualmente, el Impuesto de Sociedades resulta de la siguiente fórmula:

IS = T x (RCAIS /- DP - BIN - RIC) - BD

Ya sabemos que las fórmulas que facilitan la vida, y más las que tienen que ver con el dinero, pueden parecer complicadas.


Pero en el caso de la RIC, no es preciso leer ningún tratado relacionado con el mercurio sófico de NEWTON, ni buscar conjuros, ni ingredientes alquímicos.


Todo está en la Ley, y desde SENSEI podemos aplicar la fórmula en su beneficio. Y no sólo si es empresa. También como profesional o autónomo se puede imputar la reducción sobre su IRPF y reinvertir.


Si quiere conocer con mayor detalle cada uno de los elementos que intervienen en "La fórmula de Oro de la RIC", hacer una simulación o saber como reinvertir, póngase en contacto con nosotros en: hola@senseigroup.net.


Podremos ayudarle a materializar RIC en su propia empresa, en otras empresas o sobre su misma persona.


SENSEI desarrolla SINGULAR.FUND donde se dará un comparador fiscal entre el REF canario y otros sistemas de otras zonas territoriales, tanto con Península como otros países.

0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo

RECIBE TODAS LAS SEMANAS ALGO SINGULAR

Directo a tu email

Nuestra newsletter "La Singularidad Canaria"

es perfecta para ti