I have a dream


Woman-Chenspec | Pixabay
Woman-Chenspec | Pixabay

¿Quién no recuerda a MARTIN LUTHER KING con ese mensaje? Reivindicaba una igualdad soñada que otros no aceptaban y finalmente murió asesinado.


Años después, en 2014, se declaró el día 19 de noviembre como el DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER EMPRENDEDORA.


Podría parecer que no hay ninguna relación, pero hay más de las que muchos, y especialmente, muchas, no quisieran que existiesen.


La mujer ha tenido su papel en el mundo laboral, prácticamente desde siempre, y no sólo porque haya desarrollado una labor profesional reconocida y remunerada sino porque desde siempre ha tenido que realizar trabajos generalmente “al servicio de”:

  • Maridos

  • Familia

  • Hijos

  • Jefes

Inevitablemente al servicio, porque difícilmente los maridos lo iban a ser al servicio de sus esposas; o las familias, -a menos de que hubiese un matriarcado que generalmente eran mujeres que trabajaban doble (en sus casas y en sus gobiernos); o de los hijos, porque las mujeres y sus hijas, también estaban al servicio de los hijos, o de los hermanos; o de los jefes, porque el número de jefas era prácticamente inexistente.


Tópicos como “Mujeres a la cocina”, “Solo sirves para limpiar”, “Mujer tenías que ser” … no sólo ponen en evidencia una sociedad machista, sino una ofensa continua hacía el género femenino, como si vestir pantalón te dotase de poderes que no se pueden tener vistiendo faldas (¿quizás por eso hay tantas mujeres reivindicando sus estilos de ropa o asumiendo las maneras de vestir de los machos en un proceso de aceptación y adaptación?


Hace escasamente 7 años que se celebra EL DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER EMPRENDEDORA.


Si, porque en el mejor de los casos, esa mujer trabajadora difícilmente ha entrado en el mundo del emprendimiento, al menos siendo la que lideraba.


Los datos hablan por sí mismos:

  • EL 60% DE LAS EMPRENDEDORAS se apoyan en la financiación de su familia porque no la logran de otra manera.

  • Según EL MAPA DEL EMPRENDIMIENTO de South Summit-Spain Startup, solo 1 de cada 5 emprendedores es mujer, a pesar de que las mujeres son el 51% de la población.

  • Un estudio realizado en 50 naciones por la GLOBAL ENTREPRENEURSHIP RESEARCH ASSOCIATION, sitúa a América Latina como la región con la más alta proporción de mujeres que se animan a emprender su propio negocio.

  • La TASA DE ACTIVIDAD EMPRENDEDORA (TEA) FEMENINA global ronda el 11% mientras que, en España, tras caer al inicio de la crisis, se ha estabilizado en el 4,5%.

  • Tan sólo el 9% de los BUSINESS ANGELS son mujeres.

Impresionante, ¿verdad?


Parece que las cosas no han cambiado mucho.


Se nos llena la boca de conceptos como libertad, derechos o igualdad, pero se tiene que seguir hablando de la paridad de género como si hubiese que apoyar a las mujeres para que puedan situarse en un reparto de poderes similares a los hombres.


Da igual como se vea, y por más que se pueda entender como una discriminación positiva, nace de una discriminación basada en que se nos identifique por una F o una M en el DNI, o por unos cromosomas XX o XY.


Y, por supuesto, el que la Constitución Española en su ARTÍCULO 14 diga que todos somos iguales ante la ley, o que ya en el 1948 se dijese lo mismo en la DECLARACIÓN DE LOS DERECHOS HUMANOS sirve igual para emprendedores y emprendedoras… aunque no se cumpla.


Hace años, desarrollando un trabajo creativo para televisión, ante la “mirada crítica” que una amiga tenía al presentar sus propuestas al jefazo, decidimos cambiarnos los nombres y donde ponía Pepe poner Pepa y viceversa.


La amiga estaba harta de mirarse al espejo cada mañana, y tener que ensayar sus mejores sonrisas para que ese jefazo que dejase de pensar que si acertaba era fruto de la casualidad, no de su esfuerzo, su sabiduría y, en definitiva, de su talento.


¿Y qué pasó? Un milagro. El travestismo en la rúbrica hizo que sus ideas fuesen consideradas como magníficas, y las nuestras como auténticas basuras. En pleno siglo XXI es cuanto menos indignante.


Le descubrimos el juego a aquel hombre y lo que intento es despedirnos a todos para que nadie descubriese que su “criterio” era ninguno. No pudo.

Somos hombres y mujeres, biológicamente diferentes, y en lo demás igual (o al menos así debería ser).


¿Realmente el cerebro de una mujer no está en el mismo nivel que un hombre? ¿Sus capacidades están mermadas por alguna atrofia física? ¿Es el pene el apéndice natural para ser emprendedor, y por eso el emprendimiento está en manos de los hombres?


R-I-D-Í-C-U-L-O.


¿Cuál es la razón por la que una mujer tiene que demostrar, en prácticamente cualquier trabajo, que “vale” para ese puesto? Y esta no sería la única injusticia en ese mundo laboral y de emprendedoras. También está cuando apareces en un foro de inversión y te miran por encima del hombro porque eres la única que va “mona” entre tantos chicos modernos con ideas que van a salvar el mundo; o cuando hablas con otras compañeras y ves que sus salarios, haciendo el mismo trabajo que cualquier otro, si es hombre, está peor pagado.


Hay están también esos algoritmos discriminadores que aplica la banca tradicional por ser mujer, o como el trabajo decente, la igualdad de género y la no discriminación ocupan lugares destacados en la AGENDA 2030, especialmente en diversos Objetivos de Desarrollo Sostenible, en particular el ODS 4 (meta 4.5, acceso igualitario a la educación; ODS 5 (igualdad de género, en particular las metas 5.2, 5.4 y 5.5); ODS 8 (meta 8.5, trabajo decente para todos e igualdad salarial); y ODS 10 (meta 10.3, igualdad de oportunidades).


En SENSEI jamás nos hemos cuestionado si quien proponía un negocio era mujer, hombre, o cualquier otra opción de sexo, o si era blanco, amarillo, poliamoroso, o le gustaba bailar luciendo tutú. Es más, nos daría igual que fuese extraterrestre, mientras su emprendimiento fuese respetuoso, inteligente, con ganas de aportar algo que sirva realmente a la Comunidad.


Los ejemplos de mujeres emprendedoras a lo largo de la Historia son enormes, aunque no ocupen el mismo lugar que los hombres. Incluso algunas han tenido que “esconderse” debajo de un seudónimo masculino para poder ser valoradas, y hay está por ejemplo GEORGE SAND era en realidad AMANTINE AURORE DUPIN o o J.K.ROWLING, la autora de HARRY POTTER, que se escondió en un principio en el seudónimo de ROGERT GALBRAITH.


Hay miles y miles de mujeres emprendedoras que mencionar.


Pondremos algunos nombres: EUNICE NEWTON FOOTE, que descubrió el calentamiento de la atmósfera; MELANIE PERKINS, la creadora del CANVA; BELEN GARIJO, la primera mujer en liderar MERCK, una empresa del DAX30; ADI TATARKO, la creadora de HOUZZ, dando soluciones de decoración a más de 35 millones, con 600 personas empleadas, y donde se reúnen 800.000 profesionales, o SUSAN WOJCICKI, la directora ejecutiva de YOUTUBE.


¿Sabías quiénes eran? Puede que algún super especialista si, pero generalmente la Historia Oficial parece que no está escrita por mujeres. Y nada más lejos de la verdad.


Para nosotros LOLITA TAUB es el mejor ejemplo de lo que significa ser mujer que apuesta por proyectos presentados por fundadores y fundadoras de startups que normalmente no entran en la “foto” del ecosistema clásico del emprendedor.


DORELIS PADRÓN de THE CHOICE, NURIA BOSCH de SOPHIA EDUCATION, o IRENE CAMPO e INÉS MARTÍNEZ de CARIBÚ, están desarrollando sus proyectos muy cerca de SENSEI, pero como ellas hay cientos que tienen, y tendrán, muchas dificultades para sacar sus ideas adelante.


Cuando hay que crear un DÍA para un “algo” (da igual que sea para el orgullo gay, la tolerancia, el flamenco o cualquier otra cuestión) es porque algo no va bien del todo.


¿Llegará un día en el que no hagan faltan esos días?: I have a dream. Y mi sueño es creer que se puede ser emprendedora, sin necesidad de que se tenga que celebrar un día que nos lo recuerde.


Este artículo ha sido escrito por dos hombres, PAT KENNE y SAM WHEAT, que en el DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER EMPRENDEDORA se sienten identificados con ellas… y, por supuesto, el resto del año también.

0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo
Volcán

RECIBE TODAS LAS SEMANAS ALGO SINGULAR

Directo a tu email

Nuestra newsletter "La Singularidad Canaria"

es perfecta para ti