Finanzas para niños y niñas


Congerdesign-Sand by Pixabay
Congerdesign-Sand by Pixabay

La imagen que ilustra este apartado no puede ser más significativa.


El mundo está lleno de cuentos de príncipes y princesas que habitan en fantásticos palacios.


No sólo nos lo ha vendido Disney, sino que cualquiera que haya pasado por una escuela lo sabrá.


Al crecer nos damos cuenta de que la realidad es cruda, y que nuestra máxima aspiración son los castillos de arena. Los de roca viva, glamour y olor a fantasía cuestan demasiado dinero.


Nuestros planes de vida se quedaron en meras ilusiones reducidas “a-lo-que-se-puede". Y así seguirá siendo hasta que no cambiemos el chip.


La clave, como en casi todo, está en la educación.


En la niñez estamos sumergidos en sistemas educativos ambivalentes, donde se establecen unos valores u otros, unos contenidos curriculares u otros, la visión del mundo de turno, dependiendo del Gobierno de turno. Y así se mantiene cuando somos adolescentes o en la Universidad.


Por ejemplo, se nos educa para memorizar, pero no para pensar y aunque lo critiquemos, poco hacemos por cambiarlo.


En un mundo dominado por el dinero, o por la falta del dinero, es cuanto menos curioso cómo la educación financiera se ha olvidado casi por completo. O quizás no sea tan curioso... Los países con peor formación financiera son los más débiles, y una ciudadanía débil es una ciudadanía manipulable.


Desde 2014, la educación financiera forma parte del contenido curricular en nuestro país, pero aún le queda camino para afianzarse, porque es imprescindible alejarse de fórmulas convencionales, potenciar la imaginación y el juego para aprender en las edades más tempranas, además de tener un profesorado formado y motivado.


El BANCO ESPAÑA y la COMISIÓN NACIONAL DEL MERCADO DE VALORES / CNMV tienen un PLAN DE EDUCACIÓN FINANCIERA 2018-2021, que pretende cubrir esa escasez o desconocimiento, enseñando lo básico para llevarlo a nuestra vida cotidiana.


En 2019, la FUNDACIÓN PWC y la FUNDACIÓN CONTEA desarrollaron un informe, donde se hace un análisis de la educación financiera en las aulas españolas comparándola con los Países Bajos, Suecia o Reino Unido, y no sólo porque se sitúan a la cabeza en esta materia sino por la capilaridad que han conseguido en la población y por haber sido pioneros en la elaboración y lanzamiento de estrategias nacionales.


En su introducción afirma:

"La educación económico-financiera permite dotar a los individuos de autonomía e independencia potenciando su autoestima y ambición y mejorando en consecuencia la inclusión social y calidad de vida de los ciudadanos."
"La formación financiera se debe ver como una herramienta básica para el progreso y crecimiento inclusivo y económico de los países tanto a nivel individual como empresarial."

Por ejemplo, ponen sobre la mesa la sorprendente falta de valor que le dan al dinero ese 30% de los jóvenes que realiza compras compulsivas con tarjetas o se inicia en las apuestas online a los 14 años.


Se trata de un estudio muy documentado que recomendamos leer por las soluciones que da, como:

  • Proponer contenidos que sigan una evolución gradual.

  • Extenderlos a la totalidad del alumnado de enseñanza obligatoria.

  • Buscar utilidades comprensibles y que se acerquen a la realidad laboral y cotidiana, para que se tome conciencia del valor y el uso del dinero.

  • Incorporar métodos más didácticos e interactivos.

  • Realizar proyectos prácticos y colaborativos.

  • Incorporar experiencias en el mundo laboral mediante modelos de colaboración entre empresas, organizaciones y colegios.

  • Incentivar la formación continua de los docentes.

Es responsabilidad de todos, de los padres en casa, de los profesores en las aulas y de la sociedad en todos los espacios públicos, enseñar a nuestros niños y niñas qué es el dinero, qué significa ingresar o gastar, ahorrar, planificar o invertir de cara al futuro, empezando desde abajo a arriba.


Hay que agradecer iniciativas como las de IMANTIA, una gestora de fondos con más de 40 años, que se ha reinventado adaptándose al día de hoy, y que ofrece una selección de libros de finanzas para niños muy interesante, sus cursos en inglés sobre Money Smarts o los vídeos de sus divertidas clases maestras.


Igual de importantes las herramientas de cambio de coaches particulares, enseñando a personas a funcionar en nuevos entornos, mejorando sus competencias o desarrollando habilidades que las hacen evolucionar a nivel de identidad.


En SENSEI estamos focalizando sus experiencias para ofrecerlas también para esos niños y niñas en formatos singulares.


Esencial igualmente las propuestas de nuestra colaboradora, NURIA BOSCH, en SOPHIA EDUCATIONS FUNDS.


Os recomendamos leer, leer mucho. Y ver todo lo que podáis. El conocimiento es lo que os hará libres en vuestros propios palacios.

0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo

RECIBE TODAS LAS SEMANAS ALGO SINGULAR

Directo a tu email

Nuestra newsletter "La Singularidad Canaria"

es perfecta para ti