El continuo efecto mariposa: Ucrania


Esta semana debería ser una semana más, y de hecho teníamos preparado hablar de cosas buenas que han pasado, y de nuestros posts. Además, habíamos hecho una lista de canciones que nos alegraban el día a día, pero…


Esta semana no es una semana más. Es el inicio de una demencia que tiene que ser denunciada:

Putin ha invadido Ucrania, para salvarla, según sus palabras, de un genocidio en el que lleva sumida 8 años. ¿No sé había dado cuenta antes?

La auténtica razón (el control del mercado del gas) no es mencionado por nadie.

¿Cuántos crímenes seguirán cometiéndose en nombre de la palabra libertad?

Hay personas que tienen que tomar la decisión de dejar sus casas, sus familias, sus amigos, sus vidas para ir a otro lugar en el que posiblemente no hablen ni el idioma, o quedarse sin saber que les deparará este desastre.

Entre medias: anuncios apocalípticos de utilizar una fuerza jamás vista en la Historia, con una clara alusión a una guerra atómica; intereses de unos y otros, la disputa por el control de las energías y la falta de respeto por la Humanidad.

Por el momento los precios del petróleo y del gas se han disparado en un solo día, con consecuencias económicas que todos vamos a pagar.

Hombres y mujeres muriendo, huyendo en caravanas interminables, niños y mayores llorando aterrorizados, casas destruidas, y declaraciones oportunistas para ponerse de un lado u otro mientras se hacen comentarios jocosos en programas especiales de televisión amparándose en los enormes conocimientos de contertulios haciendo de gurús o de magos de la bola de la adivinación.

Indecente.

¿Alguien puede pensar que esto es un juego?

¿Sí? Hablemos de juegos:

Se tiende a pensar que, por la habilidad estratégica que se requiere, el ajedrez es el juego de la guerra.

No obstante, nosotros creemos que el mejor representante es el dominó.

Muchos os preguntaréis el porqué, pero la respuesta es muy simple: Las fichas de dominó pesan más que las de ajedrez, y a diferencia de estas últimas no puedes moverlas de nuevo hacia atrás, una vez que cae la primera ficha no dejarán de caer hasta el final.

La desgracia que el pueblo ucraniano ha vivido hoy ha sido el resultado de dos sistemas de dominó cayendo sin parar, por un lado los 8 años de conflictos territoriales y por otro la crisis energética actual.

Desgraciadamente las fichas no parecen que vayan a dejar de caer, y cada vez serán más y más grandes, como podemos ver en el vídeo de LORNE WHITEHEAD.

La ficha actual es la guerra de Rusia y Ucrania: ¿La siguiente será la caída de la OTAN, cuando vean que es una farsa que solo busca disuadir, pero nunca intervenir, porque unos y otros se enfrentan en su interior según los intereses que tienen en la zona?

¿O primero tendrá que invadir China a Taiwan? Total, nadie va a intervenir, no es su problema.

¿Y cuándo se disuelva la OTAN, cuáles serán las consecuencias? ¿Qué pasará cuando no haya más gas? ¿Seguirá existiendo la Unión Europea, o cada uno buscará su supervivencia?

¿Predicciones? No son necesarias. Cualquiera sabe que el futuro se presenta poco alentador.

Los hechos son que nos quedamos sin recursos naturales.

Unos países y otros dan discursos, mientras buscan su propia supervivencia, y desgraciadamente los acuerdos que no están respaldados por acciones son papel mojado.

Hoy es Ucrania, en menos de 8 años, y en el mejor de los casos será un solo país, en el peor, viviremos un conflicto entre varios países por intentar sobrevivir...

La situación no cambiará mientras invertir en armamento sea siempre más lucrativo que invertir en la conversión energética, claro que en esto solo pensamos los que deseamos ver crecer a nuestros nietos en un mundo donde las únicas balas a las que deban temer sean las de pintura.

No es la primera ni será la última guerra que veamos, eso seguro.

Esta semana no vamos a contaros más.

Sólo os recomendamos respirar profundamente, pensad que podéis hacer para parar este horror e invitaros a escuchar esta bonita canción de CRANBERRIES, escrita en 1994 y que podríamos creernos que se grabó ayer.

¿La semana próxima, más y mejor? Esperemos que la semana próxima tengamos algo que contar y que a nadie se le haya ocurrido apretar un botón que no sólo haya roto nuestras ilusiones de futuro sino las de la Humanidad.

0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo
Volcán

RECIBE TODAS LAS SEMANAS ALGO SINGULAR

Directo a tu email

Nuestra newsletter "La Singularidad Canaria"

es perfecta para ti