• Sensei Group

El algoritmo discriminador


Antoine Kerfant (Tumisu)-Surrogacy by Pixabay

El Big Data y la capacidad de procesamiento inmediato con Inteligencia Artificial han producido la automatización de procesos y servicios en el mundo financiero.


Los sesudos analistas se han sustituido por algoritmos para tomar decisiones.


Ahora bien, para diseñar esa secuencia de pasos se necesitan personas que, en pro de obtener el mayor beneficio para sus empresas (por ejemplo, los bancos), colocan obstáculos para una elegibilidad igualitaria, y así se reflejan los mismos elementos discriminatorios que estereotipan o sexualizan imágenes en la publicidad que consumimos todos los días donde las cocinas siempre son femeninas o los camiones de juguete son siempre masculinos.


Ahora que se ha celebrado el Día de la Mujer hay que tener muy en cuenta estos sesgos.


La AFI (Analistas Financieros Internacionales) expone como se perpetúan clichés y formas de pensamiento en un sector donde, salvo excepciones, las mujeres tienen poca influencia y representatividad en la toma de decisiones.


ASUFIN (Asociación de Usuarios Financieros) también explica cómo se siguen manteniendo prejuicios heredados del pasado, como la idea de que las mujeres tienen menos patrimonio o que, históricamente, era el hombre quien tenía la relación activa con el banco, de forma que ciertos productos de inversión tan sólo se les deben ofrecer a ellos.


Lo mismo sucede cuando se presentan productos de financiación sobre los que parece que tan sólo el hombre parece decidir (la compra de un coche o similares) o esos folletos donde siempre se escribe en masculino.


El algoritmo discriminador tiene en cuenta, a la hora de conceder un crédito, factores como que una mujer puede quedarse embarazada y, en el peor de los casos, dejar de ingresar, y el resultado es que para ellas los créditos tienen un mayor coste o su vencimiento se hace más corto.


Posiblemente también tenga mucho que ver que, en la industria tecnológica, tan sólo el 5% del liderazgo lo ocupa el género femenino, y que los creadores de algoritmos suelen ser ingenieros-hombres.


A pesar de las recomendaciones normativas recorridas en la General Data Protection Regulation de la Unión Europea en 2016, y de algunas buenas intenciones políticas exigiendo la prohibición de la discriminación por sexo o género, lo cierto es que las denuncias son prácticamente inexistentes.


SENSEI asume como propias estas indicaciones y desarrolla programas formativos sobre Como negociar con el banco donde se tiene en cuenta el algoritmo financiero discriminador y como superarlo.

0 vistas0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo

El Guincho

NewsletterArtículos > Publicación

RECIBE TODOS LOS LUNES ALGO SINGULAR

Directo a tu email

Nuestra newsletter "La Singularidad Canaria"

es perfecta para ti

210209 Sensei Logo - We are Singular.png

Proyecto cofinanciado por FEDER:

  • Icono social LinkedIn
  • YouTube

© 2021 Sensei Group