Cart-T: Luchando contra dragones


Sunset-Rene Rauschenberger + Hospital-Rosanegra +Doctor-OpenClipart-Vectors | Pixabay
Sunset-Rene Rauschenberger + Hospital-Rosanegra +Doctor-OpenClipart-Vectors | Pixabay

Un equipo liderado por JAVIER BRIONES, jefe de la Unidad de Hematología Clínica y director del Grupo de Investigación de Inmunoterapia Celular y Terapia Génica del Instituto de Investigación del HOSPITAL DE SANT PAZ - IIB-SANT PAU, con la colaboración del HOSPITAL CLINIC de Barcelona y el HOSPITAL LA PAZ de Madrid, ha desarrollado una inmunoterapia propia (la CAR-T) que ha superado con éxito el ensayo clínico contra el LINFORMA DE HODGKIN y NO-HODGKIN T, un tipo de cánceres que varían según su hallazgo genético, presentación clínica o como se abordan terapéuticamente.


Estos tumores son auténticos dragones atacando con el peor de sus fuegos en contra de nuestro sistema inmunológico y, en particular, contra el sistema linfático que es donde se encuentran los glóbulos blancos que combaten las enfermedades que, además es un sistema que se distribuye por todo el cuerpo, de ahí que la enfermedad pueda desarrollarse en cualquier lugar, órgano o tejido, especialmente en el cuello, axilas, tórax, ingles, hígado o médula ósea.


Para no entendidos, una CART-T viene a ser un procedimiento personalizado donde se utilizan las células de los propios pacientes (LINFOCITOS T DE MEMORIA) para destruir de forma selectiva los tumores, utilizando manipulación genética, terapia génica e inmunoterapia, o lo que es lo mismo, adiestrando al sistema inmunológico para luchar atacando al enemigo sólo en las zonas calientes o afectadas.


La gran novedad es que lo desarrollado por el equipo de BRIONES es la primera terapia realizada de principio a fin en Europa, y también que está dirigida a enfermos para los que no existen otras alternativas.


El LINFORMA DE HODGKIN es bastante tratable, y el porcentaje de supervivencia es alto (80%) según la AMERICAN CANCER SOCIETY, aunque hay pacientes jóvenes (entre 30 y 40 años) que no responden a medicamentos habituales y se necesita una terapia específica.


En el caso del NO-HODGKIN, los resultados son peores, y comienza cuando un tipo de esos glóbulos blancos (las CÉLULAS T o CÉLULAS B) se hacen anormales, produciendo un fenómeno por el que se dividen una y otra vez, diseminándose por todos lados, con una gran agresividad y con una supervivencia global en pacientes a 5 años que se sitúa en torno a un reducido porcentaje que va del 20% al 30% de los casos.


Mediante el CART-T, y en esta primera fase, se han tratado a 10 pacientes, que no habían obtenidos resultados positivos con otros tratamientos clásicos, y los resultados han sido excelentes, ya que el linfoma ha desaparecido por completo en más del 50% de los casos, y los demás evolucionan favorablemente, con una toxicidad muy baja, tal cual se ha hecho público en el CONGRESO DE LA SOCIEDAD EUROPEA DE HEMATOLOGIA (EHA2022 CONGRESS) en Viena.


En todo el planeta tan sólo hay otros dos medicamentos que vayan en la misma línea, con lo que se puede considerar un hito.


Ahora se entra en una fase 2 más avanzada donde, cumpliendo rigurosamente con la normativa, y tras obtener los certificados pertinentes, ya se puede fabricar y suministrar a 30 pacientes con linfomas y leucemias (tipo B).


La financiación es esencial, y más cuando se trata de un centro público.


Hasta el momento la FUNDACIÓN JOSEP CARRERA CONTRA LA LEUCEMIA y el INSTITUTO DE INVESTIGACIÓN CONTRA LA LEUCEMIA JOSEP CARRERA han facilitado fondos para equipamientos y fármacos, además de la FUNDACIÓN LA CAIXA y la ASOCIACIÓN ESPAÑOLA CONTRA EL CÁNCER (AECC). En total, alrededor de 3 millones de euros.


Para la segunda fase se calcula que se precisarán unos 300.000 euros por paciente (a multiplicar por 30, que es el número que va a recibir la nueva terapia), yendo con los tiempos suficientes para ver que no se producen efectos secundarios perjudiciales, y pensando en fórmulas que a futuro permitan producir masivamente la medicación a costes asumibles por todas las partes, de manera que, como reconoce el propio equipo investigador, se necesita contar con la industria farmacéutica para el último asalto, con tiempo y con dinero suficiente.


Desde SENSEI y TODO ES SINGULAR, proponemos la posibilidad de crear una sociedad ZEC, tributando al 4% (la carga impositiva más baja de todo Europa) que pueda desarrollar el medicamento y comercializar la terapia desde Canarias, o utilizar fondos RIC, una espectacular fuente de financiación única en las Islas.


¿Hay alguna de las personas que esté leyendo este post que no haya tenido cerca a un niño o niña, mujer u hombre, de cualquier edad, incluso dentro de su propia familia, o ella misma, que no haya sufrido los efectos del cáncer?


La solidaridad se entiende cuando todos vamos tirando del mismo carro, y haciendo posible que nuestra existencia sea mejor.


Incluso si el egoísmo te invade, piensa que, en algún momento, también te puede tocar a ti.


Algunos lo sufrimos tan de cerca que nos parece inverosímil que cuando se tienen herramientas tan eficaces como las que se dan a través de LA SINGULARIDAD CANARIA, no se utilicen para buscar soluciones beneficiosas, y más cuando adicionalmente se genera una industria necesaria de la salud en las islas.


Tan sólo emoción, admiración, gratitud y respeto por esos hombres y mujeres que con su inteligencia y tesón han podido desarrollar este parabién para unas personas que podrán disfrutar de una esperanzadora calidad de vida, impensable en otros momentos, y que seguro que se convierte en un remedio eficaz para millones más.


Aquí no se trata de salvar por parte de valerosos caballeros a hermosas princesas de las garras del dragón. Aquí se trata de vivir.


Los dragones, en forma de tumores, existen y se deben combatir.


¿A qué esperas para unirte a la causa?

0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo
Volcán

RECIBE TODAS LAS SEMANAS ALGO SINGULAR

Directo a tu email

Nuestra newsletter "La Singularidad Canaria"

es perfecta para ti