Camaleones y Mutantes


Según la WIKI, los camaleones son una especie perteneciente a la familia de los reptiles, con un nombre muy identificatorio para nosotros, cuando se les utiliza de ejemplo dentro del mundo empresarial: saurópsidos.


Al día de hoy se han identificado más de 160 clases diferentes y sus ancestros se van a la era prehistórica.


Reconocemos en ellos muchas de las características que les igualan a los EMPRESAURIOS.


Su fama les viene por su capacidad de cambiar de color, su lengua (rápida y alargada) y tener ojos que se mueve independientemente uno del otro, de manera que también tiene rasgos que mencionamos cuando hablamos de los SAPOS en los negocios, y los VAMPIROS Y CHUPASANGRES.


Una joyita, o un arma de destrucción masiva, depende como se utilicen esas características, porque una lengua disparando maldades es lo peor, y quien sabe mirar sin coordinación, y según le interesa, es un peligro.


Siempre se nos dijo que para poder llevar adelante un negocio era imprescindible adaptarse al mercado, a la propia estructura, a los recursos que se tengan… pero no estamos hablando de eso.


Es cierto que es imprescindible poner los pies en la tierra y buscar la manera de acomodar todo para poder sacar adelante cualquier compañía, pero de lo que tratamos aquí es de esas personas, que dentro o fuera de nuestras sociedades tan sólo buscan salvarse ellos mismos.


Vendrían a ser los actores y actrices que adoptando el papel que sea preciso dan representaciones delante de quien sea, cambiando, por supuesto, cualquier texto, para que, quien les ve o quien les escucha, les aplauda, son capaces de recrear la función llegando, incluso, a que no se parezca en nada con la sesión anterior.


También los unimos a los mutantes, pero no a esos animales caseros (perros, gatos, caballos, ovejas, e incluso arañas) que por acción de un desastre, como el ocurrido en CHERNOBYL, hace más de 30 años, deambulan por la zona de exclusión, desorientados y con cambios físicos patéticos, o a esos otros que por su aspectos únicos, no se parecen a nada más, como SALTAMONTES ROSAS, PECES CON CARAS HUMANAS o PULPOS IMITADORES que adaptan su forma a la de cualquier otro animal de su entorno.


Nos referimos a los que como la imagen que ilustra nuestro post, aparecen como lindos gatitos que se han cubiertos de escamas, y no porque tengan previsto acudir a un carnaval.


En nuestro día a día, tenemos referentes fáciles si simplemente seguimos a ciertos representantes políticos, que pueden cambiar de credo pasando de un lado a otro del espectro en un abrir de ojos, tener domicilios en lugares que ni pisan, o ejercer cometidos para los que no están preparados, ni jamás lo estarán, por muchas bendiciones que reciban de sus altos mandos.


¿Cómo es posible que en algunos países se exija una experiencia de un número determinado de años en gestión empresarial para llevar un Ayuntamiento, por poner un ejemplo, y sin embargo en otros territorios puedas manejar miles de millones de presupuesto sin saber diferenciar una cuenta de resultados del pasivo o el activo, o no saber lo mínimo sobre exigencias legales?


Este tipo de camaleones y mutantes viven de sus excelentes campañas de imagen, con brillantes frases y con el mejor disfraz posible, enfocándose a unos espectadores fieles y encantados con su estrella, sin importantes si lo que cuentan es verdad o mentira. Desgraciadamente, como afirma la filósofa ADELA CORTINA, en los representantes políticos ya no cree nadie.


A nivel empresarial también tenemos mutantes y camaleones.


Para no extendernos vamos a poner un caso que conocemos muy de cerca.


Se trata de un empresario que entre sus superpoderes está el mimetizarse con sus seguidores, adoptando el mismo lenguaje, formas y vestuario (por más que les duplique la edad), y esto no sería malo porque hay actores que siguen viviendo de sus personajes infantiles. Todo un don.


El problema es cuando la mutación y el camaleonismo le llevan a decir que tiene miles de seguidores, que tal sólo él parece controlar, en un acto que ni Jesucristo multiplicando panes y peces le puede hacer sombra, o ser capaz de presentar tres resultados económicos muy diferentes en una misma Junta de Accionistas sin inmutarse, o declarar como sus cifras de beneficios mensual son 100 veces más de lo que realmente su contabilidad dice.


Hasta ir, simplemente fanfarronismo, complejos de grandeza y engaño.


El problema es cuando todo esto afecta a más de 20 personas que se van al paro, mientras a su lado permanecen sólo los afines (que le seguirán fieles por un sueldo), o hace levantamiento de bienes para engañar a sus socios, atrayendo a otros que no le piden explicaciones.


Lo mejor, todo esto trabajando tan sólo dos horas al día, vendiendo el trabajo de los demás como suyo, y pasando vacaciones de ensueño en hotelazos de lujo asiático, mientras se declara insolvente ante el juez para eludir pagar a su personal de limpieza o llama estafador a quien le llevo ingresos y le salvó la empresa durante años, porque alguien tiene que cargar con su desastre.


Lo bueno es que las mentiras tienen las patas muy cortas y la justicia, a pesar de ser muy lenta, llega, y por más que se presenten a última hora testigos falsos, camaleónicos por necesidad para seguir comiendo, siempre la verdad sale a relucir.


Este caso es uno más de los muchos que se dan, y que son extensibles a otros muchos empresarios donde el respeto a los demás no existe.


Da igual, el sector, si la empresa es grande o pequeña, o si es alguien conocido o muy desconocido.

En las escuelas se deberían dar clases de ética y moral, además de buenas formas, para que nadie sufriese sus transformaciones.


Tened cuidado de esos sujetos y sujetas porque intentarán hacer creer que tú eres lo que ellos son, creyendo que eres su retrato y cual DORIAN GRAY se autoengañan creyendo que los males se quedan en el reflejo y no en ellos.


Luego hay otros tipos más deleznables por mediocres, que son los que cambian de opinión, o de forma de ser, en sus pequeños trabajos, simplemente para congraciarse con su jefe de turno, sin importantes en absoluto los resultados de sus trabajos, la manera en que pueden afectar a sus compañeros mientras de ellos se tenga una opinión que les permita llegar a fin de mes.


Puestos a elegir nos quedamos con esas anomalías singulares que son LAS TORTUGAS NINJA, NESSIE dando guerra en su Lago Ness, o cualquiera de esas maravillosas criaturas de LA GUERRA DE LAS GALAXIAS con capacidades fantásticas, o puestos a ser frikis, MUTANT BUSTERS, con escatología, antihéroes y mucha diversión.


Hay quien dice que todo está inventado, y que lo que los demás hacemos es una repetición, con alguna variante o no, y no hay problema en reconocerlo, si es el caso, pero tampoco está de más admitirlo y conocer nuestros propios límites.


Crear, ser original, o singular es algo complicado, especialmente porque tal cual está montado el mundo de los negocios todo lo que parece diferente es rechazado hasta que, tras mucha insistencia, o por mera casualidad, sale a la luz, y en ese momento, es aceptado… y posiblemente plagiado, si es que no se tienen los recursos suficientes para llevarlo hasta el final y no caes en las garras de estos seres, que posiblemente intenten acercarse y convertirse en ti.


ROBERTO FONTANARROSA, un humorista gráfico y escritor argentino dijo:


El loro plagia la palabra, pero quien está preso es el canario.

Y PIO BAROJA también les dedicó unas palabras:


La gente goza de tan poca fantasía que tiene que recoger con ansia, unos de otros, esos pequeños adornos de la conversación. Son como traperos o colilleros de frases hechas.

¡¡¡Que la fuerza os acompañe!!!

0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo
Volcán

RECIBE TODAS LAS SEMANAS ALGO SINGULAR

Directo a tu email

Nuestra newsletter "La Singularidad Canaria"

es perfecta para ti