• Icono social LinkedIn

Me tuve que involucrar en la producción ejecutiva, es decir, en la búsqueda de recursos, que me enseño como es primordial tener todo controlado, y más la economía, antes de dar el primer paso en cualquier negocio.

Jamás he ejercido como abogado, pero esos estudios me han servido para valorar enormemente lo que es justo y obrar siempre desde la rectitud y el respeto por el trabajo, la inteligencia y la honestidad.

Seguros & Garantías

Prácticamente toda mi vida personal y profesional ha estado unida a Barcelona. Un sitio para mí maravilloso donde nací, desarrollé la primaria y secundaria, para después pasar a la Universidad e iniciarme en el trabajo, o lo que es lo mismo:

 

1963ESCOLAPIOS, INSTITUTO AUSIAS MARCH y la UNIVERSIDAD AUTÓNOMA DE BARCELONA.

También inicié estudios de CINEMATOGRAFÍA en el EMAV (ESCUELA DE MEDIOS AUDIOVISUALES) aunque los deje aparcados para primar los de DERECHO en la UAB.

 

Curiosamente la casualidad y la necesidad, me llevaron más adelante a desarrollar una importante actividad en el cine, y durante bastante tiempo.

Antes, para poder sostenerme mientras era estudiante, fui coordinador de todos los trabajos de campo que realizaba SIGMA DOS en Cataluña, una empresa de estudios de mercado y demoscopia muy importante en aquella época y con la que aprendí mucho respecto a la logística (bajo mi atención se encontraban 120 encuestadores), así como de sociología gracias a los cientos y cientos de encuestas de todo tipo que pasaron por mis manos.

Al acabar los estudios seguí vinculado a la empresa, pero en la nueva marca que creó (CLAU CONSULTORS) dando continuidad al trabajo y como medio para crecer en el mercado catalán.

Mi afición por el cine ha sido una constante y, con apenas 25 años, me surgió la posibilidad de entrar en IXIA FILMS, una joven productora junto al director IGNASI P. FARRÉ. Allí aprendí el oficio desde lo más básico hasta lo más complejo.

La primera decisión que tomé fue reforzar mi inglés, yéndome unos meses a TORQUAY, un pueblecito en la costa sur de Inglaterra, que se conocía como la Riviera inglesa, y donde hice una inmersión total que me ayudado de por vida. Una escuela pública muy amable en la que me formé estupendamente y que me ha hecho creer que lo público, bien orientado y bien ejecutado, puede ser mejor que muchas formaciones privadas. A nivel anecdótico, pero que a mí me trae muy buenos recuerdos, y para los que ya tienen una cierta edad, hay que recordar que ese era el pueblo donde, imaginariamente, estaba localizada FAWLTY HOTEL, una serie escrita por JOHN CLEESE (miembro de los MONTY PYTHON o, lo que es lo mismo, humor inteligente), y considerada por el INSTITUTO BRITÁNICO DEL CINE como la primera de una lista con los cien mejores programas de televisión de todos los tiempos.

A mi vuelta en IXIA, tras año y medio de aprendizaje y desarrollo, rodamos dos largometrajes (UN SUBMARINO EN EL MANTEL, 1991 y UN PLACER INDESCRIPTIBLE, 1993). La experiencia fue muy intensa, puesto que no sólo estuve en el control de la producción, sino que me tuve que involucrar en la producción ejecutiva, es decir, en la búsqueda de recursos, que me enseño como es primordial tener todo controlado, y más la economía, antes de dar el primer paso en cualquier negocio.

Tuve que asumir muchas y muy diversas responsabilidades, y muchas veces sin mayor apoyo que la capacidad propia de resolver problemas, algo que te hace fortalecer el carácter y encarar retos, aunque también es duro, especialmente cuando te encuentras por primera vez inexperiencia en los que son supuestos profesionales y déficit. Afortunadamente aprendí a producir beneficios, incluso en esta situación tan adversa. Situaciones habituales en el modelo de explotación en el cine español y qué no recomiendo, porque siempre se tiene la sensación de estar a expensas de que algo bueno suceda, y no siempre es así. Por ejemplo, te puedes encontrar con dificultades en la distribución, o en la exhibición, como así ocurrió, y a pesar de que todo había ido bien en nuestras propias producciones. Lo primero fue la suspensión de pagos de CB FILMS, aún siendo la distribuidora independiente más reputada de ese momento o ver como la primera española distribuida por DISNEY, a través de CINEVISTA y, que dabamos como algo seguro, no obtenía los resultados esperados.

Siempre he creído en el modelo anglosajón que considera un film, además de una creación, como un producto también comercial y financiero, donde entran en juego las preventas, los seguros, la fiscalidad y los inversores a través de un plan de negocio muy bien estudiado; en lugar del modelo español donde las subvenciones y ayudas públicas son esenciales. Por esa razón siempre he apostado por las coproducciones entre países, por los servicios internacionales de producción y las ventas en el mercado mundial. Linea de producción fomentada por la UE con los programas MEDIA de la Comunidad en sus múltiples versiones, pero todos enfocados a la transnacionalidad.

Durante muchos años acudí, asiduamente, al FESTIVAL DE CANNES y a los mercados MIP TV y MIP COM, además de otros encuentros en la BERLINALE o en festivales de categoría A, como es el caso del FESTIVAL INTERNACIONAL DE CINE DE SAN SEBASTIÁN, además de participar en seminarios de alto nivel como los organizados por la FILM BUSINESS SCHOOL.

El punto final en IXIA vino tras ver como una coproducción con Francia, que había sido aprobada por el CNC, la institución adscrita al MINISTERIO DE CULTURA FRANCÉS que regula el cine, fue boicoteada. No se subvencionó y supuso la inviabilidad económica de la empresa, a pesar de los compromisos adquiridos. La actividad  en la productora cesó. A veces ocurren estas cosas y de todo hay que aprender.

No tire la toalla. Todo lo contrario. Cree una nueva empresa PALM TREE PRODUCTIONS y me volqué de lleno en intentar que el modelo internacional fuese una práctica común en la industria local, aprovechando todos los contactos y relaciones tejidos durante estos intensos años.

Junto a PARAGRAPH PICTURES, una joven productora inglesa localizada en PINEWOOD STUDIOS, puse en marcha INTERVIEW WITH A DEAD MAN y tuve que enfrentarme al día a día del sistema financiero de nuestro país, que no estaba suficientemente maduro para aceptar garantías tan necesarias y, tan habituales en otros países, como el Completion Bond, un seguro de buen fin que cubre el 100% de la inversión en el caso de que hubiese un problema en la producción o la película no se pudiese acabar de la forma o con los elementos diseñados para ella. Sencillamente no lo entendían.

Después de dos años y fórmulas financieras de todo tipo, tuve que ceder mi posición a FILMAYER INTERNACIONAL.

Durante 11 años había puesto en marcha proyectos con diferentes formatos audiovisuales, y con funciones de todo tipo, pero entendía que había que reconvertirse así que me pasé al mundo de los seguros, entrando en CATALANA OCCIDENTE.

Mi contacto y el conocimiento del Audiovisual me permitió una estrecha colaboración con DOLORES GUTIÉRREZ, el principal broker en España, a través de CINEVENT ONLINE, y meterme de pleno en los seguros cinematográficos (All Risk, Erros & Omissions y Completion Bond). Lo he compatibilizado con la labor en CATALANA, hoy la quinta aseguradora más importante de España y con un plus añadido, al no estar ligada a ningún grupo bancario. Actualmente gestiono una cartera de más de 1.000 clientes propios y soy director, con oficina propia.

Sigo siendo miembro de la ACADEMIA DE LAS ARTES Y LAS CIENCIAS CINEMATOGRÁFICAS DE ESPAÑA.

Y con todo, el proyecto más importante para mí, y en el que sigo y seguiré, empezó hace 14 años al formar una familia con mi mujer, con la que he tenido la fortuna de tener dos hijas. Ese es mi principal objetivo vital.

Casi desde niño, me han interesado dos cosas principalmente: La primera, la educación, y más cuando te preocupa saber el mundo que le espera a los tuyos en el futuro. La segunda íntimamente unida a la primera: las relaciones internacionales y la realidad política del mundo.

Nunca he desarrollado nada públicamente alrededor, pero si ha sido una constante desde mi privacidad. Estoy seguro que si todos estuviésemos más formados e informados podríamos entender mejor lo que ocurre en nuestro entorno y comprender la realidad.

Jamás he ejercido como abogado, pero esos estudios me han servido para valorar enormemente lo que es justo y obrar siempre desde la rectitud y el respeto por el trabajo, la inteligencia y la honestidad, y en la propuesta para entrar a formar parte de los colaboradores de SENSEI están dos personas a las que considero así: CECILIO CHAVES y DAVID V. MORA. Si ellos están, EDUARDO MEDINA, también está en el grupo.

Como digo muchas veces: "Somos pocos y nos conocemos todos". Seguro que disfrutaremos de la experiencia.